ahorra gasolina

El ahorro de gasolina es un tema muy importante, y más cuando este afecta directamente tu bolsillo. AutoZone te ofrece algunos consejos para ayudarte a optimizar y maximizar el rendimiento de tu combustible, sacándole el mayor provecho, cuidando tu consumo y tu dinero.

Un auto en malas condiciones mecánicas eleva el consumo de combustible. Mantén tu auto afinado en los periodos recomendados por el fabricante para optimizar los kilómetros por litro, esto te permitirá a largo plazo pagar menos en reparaciones y reducir la probabilidad de tener reparaciones costosas. No te demores en llevar a revisar tu auto en caso de que se encienda la luz del indicador check engine o al notar algún tironeo en el motor. Mientras mejor funcione el motor, más energía producirá utilizando menos combustible.

Remplaza las bujías
Elegir la bujía correcta para tu auto permitirá que se consuma apropiadamente el combustible, aprovechando el 100% de la potencia del motor. Una bujía sucia, dañada o desgastada, provocará el mal funcionamiento del motor y un consumo excesivo de gasolina.

Utiliza el aceite correcto
Usar la viscosidad adecuada de aceite para tu auto, así como cambiarlo de acuerdo al tiempo recomendado por el fabricante, mejora el desempeño del motor al reducir la fricción. Un aceite viejo y contaminado es más espeso y provoca desgaste y un alto consumo de combustible.

Uno de los elementos más importantes para el ahorro de combustible lo constituyen los filtros que cuidan el aire, la gasolina e inclusive la válvula PCV. Remplazar los filtros alarga la vida útil de tu motor y optimiza su funcionamiento, lo que se traduce en un ahorro de combustible de hasta el 10%.

Cambia el filtro de gasolina cada año
El filtro de gasolina protege el sistema de combustible del motor, ayuda a eliminar los contaminantes como óxido y suciedad, además garantiza el flujo óptimo de combustible al cuerpo de aceleración. Se recomienda remplazarlo cada 20,000 kilómetros o cada año.

Remplaza el filtro de aire
El filtro de aire optimiza el funcionamiento del motor y evita que entren contaminantes a la zona de combustión, tales como el polvo. Un filtro de aire sucio o en mal estado ocasiona una reducción en el flujo de aire, reduciendo la potencia del motor y aumentando el consumo de combustible. Se recomienda reemplazarlo cada 10,000 Km.

Revisa los cables de encendido
Los cables de encendido son muy importantes en el desempeño del motor ya que conducen la energía para el correcto funcionamiento de las bujías. Temperaturas extremas del motor, alto voltaje o corrosión, pueden dañar los cables de encendido. Éstos, en mal estado, restringen el paso de corriente en el sistema de ignición, provocando una inadecuada quema de combustible, vibraciones, falta de potencia y alto consumo de combustible.


Remplaza el sensor de oxígeno
Un sensor de oxígeno detecta la cantidad de oxígeno que sale del convertidor catalítico. Si no cuentas con un catalizador, o tu sensor de oxígeno está dañado, el vehículo compensará la falta de datos inyectando más combustible del necesario, haciendo que tu auto tenga un consumo alto de combustible.

Usa un limpiador de inyectores de boya o presurizado
Utiliza el limpiador de inyectores de boya o presurizado, este permitirá mantener el correcto funcionamiento del sistema de inyección, ayudando a mantener la potencia del motor de tu auto y ahorrar combustible.

Una marcha lenta e irregular, un motor que se tambalea y una reducción en el rendimiento de la gasolina, a menudo son causados por depósitos en el sistema de combustible. Un inyector sucio o tapado hace que la gasolina se queme de manera incorrecta, haciendo que pierda fuerza y consuma más combustible. Se recomienda agregar un limpiador para el sistema de combustible con cada cambio de aceite o cada 6,500 Km para remover dichos depósitos, mantener en buen estado los sellos y ligas de los inyectores, evitar resequedad, fugas y restaurar el rendimiento del motor y del combustible.

Ajusta el tapón de la gasolina correctamente
Si enciende la luz de check-engine y el código de falla está relacionado al sistema evaporativo (EVAP), puede ser un indicador de problemas con el tapón de la gasolina. Asegúrate de que ajuste correctamente, así evitarás la evaporación de la misma

Usa un aditivo para gasolina cada que llenes el tanque
Esto ayudará a que la gasolina cuente con los aditivos necesarios para que la quema de combustible ocurra de manera óptima, además de mantener lubricados los sellos y los empaques de los inyectores. Si los sellos se resecan, se reventarán y el auto empezará a fugar y consumir más combustible.


Revisa los neumáticos semanalmente
Con el tiempo, los neumáticos pierden aire de manera natural. Si se encuentran mal calibrados o mal alineados harán que tu auto “trabaje más”; es decir, incrementará la fricción entre los neumáticos y el pavimento, y requerirá de más fuerza para lograr la misma velocidad (más fuerza = más combustible).

Revisa semanalmente la presión del aire, ya que si los calibras correctamente, ayudarán a optimizar el consumo de combustible. Los neumáticos que exceden la presión de aire indicada, podrían reventarse en un bache o “tope”, además de que se desgastan rápidamente del centro de la cara.

Un viaje bien planificado te permitirá llegar a tu destino de manera más rápida, fácil y segura, y realizar una conducción más eficiente para ahorrar gasolina. Alargar solo diez minutos el viaje de una hora provoca un aumento del 14% de consumo de gasolina o diésel. Hoy en día existen aplicaciones gratuitas para tu teléfono móvil que te permitirán elegir las mejores rutas. Maneja sin prisas y de ser posible, evita rutas que requieran subir o bajar pendientes, sobre todo si son muy pronunciadas.

Arranca el motor del auto sin pisar el acelerador
Un motor de gasolina puedes ponerlo en marcha inmediatamente después del arranque; los motores diésel, requieren unos segundos antes de comenzar a moverte. Usa la primer velocidad sólo al inicio. Cambia a segunda velocidad a los 2 segundos o 6 metros aproximadamente. Comienza a conducir lentamente a 20 km/h durante 5 segundos para ahorrar hasta un 11% de combustible. Evita acelerar bruscamente.

Apaga el motor si no está en uso
En paradas prolongadas es recomendable apagar el motor.

Utiliza el freno de motor
Soltar el acelerador a una distancia razonable antes de frenar o parar el auto por completo, detiene el suministro de combustible, por lo que el rendimiento del mismo aumenta en un 2%. Conduce siempre a una distancia adecuada para tener un amplio campo de visión que te permita ver dos o tres vehículos por delante.


Modera tu velocidad
Mantén la velocidad lo más uniforme posible. Busca fluidez en la circulación evitando frenados, aceleraciones y cambios de velocidad innecesarios. Conducir a exceso de velocidad gasta mucha gasolina. Los vehículos están diseñados para rendir mejor a través de un manejo suave. Acelerar a fondo consume 40% más gasolina. La velocidad óptima en consumo de gasolina se encuentra entre 60 y 80 Km/H en la ciudad y hasta 110 Km/H en autopista.

Aprovecha las bajadas
Los descensos te permiten ahorrar en el consumo de gasolina. Aprovecha la inercia para adelantar el cambio de velocidades circulando a bajas revoluciones. En las subidas, mantén una aceleración constante y procura retrasar el cambio de velocidades para optimizar el rendimiento del combustible.

 
 
label.common.footer.alt.autozoneLogo