Menú

¿Cómo cuidar el aire acondicionado de mi auto?

Si el aire acondicionado de tu auto deja de funcionar puede llegar a arruinar tu día, más si vives en un lugar donde las condiciones climatológicas son complicadas. En este ExperTip explicaremos cómo revisar el aire acondicionado de tu auto e identificar de dónde vienen las posibles fallas.

Principales causas

Una de las principales fallas del aire acondicionado está ligada a su compresor, el cual se encarga de aspirar y comprimir el gas refrigerante. También, si el aire acondicionado sopla aire fresco, pero no frío, puede ser debido a un filtro obstruido, un problema con el ventilador de enfriamiento, problemas con el radiador o simplemente que necesitas recargar tu aire acondicionado.

Échale un vistazo a esta guía de puntos que debes revisar antes de ir al mecánico. Puede ayudarte a diagnosticar el problema específico de tu aire acondicionado o incluso aprender a repararlo por tu cuenta.

¿Cómo identificar fallas con el aire acondicionado?

  1. Fallas en el radiador

Al diagnosticar un problema de aire acondicionado, lo más fácil es comenzar por el radiador. Con el motor en marcha, enciende el aire acondicionado al máximo de frío, configura los ventiladores a alta velocidad y asegúrate de que el embrague se acopla al radiador de la siguiente manera:

  1. Observa que la pieza central de la polea del embrague se acople correctamente al eje del radiador.
  2. Si el embrague se acopla y desacopla una vez cada pocos segundos, es una señal de que hay poco refrigerante.
  3. Observa que la presión del lado bajo del manómetro cae rápidamente cuando el embrague se acopla, llega a un punto de presión demasiado baja, luego se desacopla y la presión aumenta.

Para contrarrestar este problema, se agrega más refrigerante. Para comprobar que funciona correctamente, el manómetro deberá mantenerse estable con el radiador funcionando y cuidando la presión recomendada.

Si el embrague no se acopla y el sistema tiene refrigerante, utiliza un voltímetro para comprobar si llega voltaje al compresor. Esto puede desencadenar en 2 escenarios:

  • Si hay voltaje, el embrague puede estar averiado.
  • Si no hay voltaje, un interruptor de ciclo puede estar averiado, un fusible puede estar fundido o el sistema puede no tener suficiente presión de refrigerante para activar el interruptor de corte de presión baja que acciona el radiador. En este caso te recomendamos acudir con un profesional.
  1. Fugas

Las fugas son el problema más común asociado con el sistema de aire acondicionado. Para detectarlas, se usa un kit de detección de fugas de aire acondicionado con luz ultravioleta. Solo sigue las instrucciones del paquete para introducir tinte UV en el sistema, encender la  luz ultravioleta y encontrar la fuga.

Otros métodos para detectar fugas incluyen revisar alrededor de todos los accesorios para verificar que estén seguros, como los colectores de las mangueras en el compresor, el sello frontal y los anillos tóricos que sellan los presostatos en la parte posterior de algunos compresores, las uniones de las mangueras con otros accesorios, las válvulas Schrader y verificar que no haya agujeros en el radiador.

Otros problemas relacionados al aire acondicionado

Te compartimos otros detalles que pueden estar directamente ligados con fallas en el aire acondicionado.

  1. Compresor y embrague

El compresor es una bomba rotativa que hace circular refrigerante por todo el sistema y puede presentar fugas o contaminación de partículas debido a las piezas desgastadas.

Antes de reemplazar las fugas que parezcan verdes o aceitosas, inspecciona posibles fallas en los componentes internos, bajos niveles de aceite, un fusible quemado, un interruptor de control de presión defectuoso, un módulo de control del tablero o un cable del circuito roto.

  1. Acumulador o secador

El acumulador o secador recoge y absorbe la humedad que daña componentes internos del sistema y al compresor de aire acondicionado. Dependiendo de tu auto, puede tener un acumulador o un secador. 

Esta pieza presenta fallos internos que causan fugas de material desecante en el sistema del aire acondicionado. Al igual que el azúcar en el tanque de gasolina, esta sustancia en los lugares equivocados puede causar problemas importantes. Las fugas pueden provocar una sobresaturación del material desecante, lo que puede dañar el compresor.

  1. Tubo de orificio o válvula de expansión

Esta pieza filtra y regula el flujo de refrigerante a través de su sistema de A/C. Dependiendo de tu auto, puede tener un tubo de orificio o una válvula de expansión.

Si las presiones del sistema son demasiado altas y/o demasiado bajas, el dispositivo de expansión podría ser el problema, por lo que primero, debes asegurarte de que los niveles de refrigerante sean correctos y que el radiador del condensador del aire acondicionado esté funcionando correctamente.

  1. Condensador

El condensador se parece a un radiador y funciona junto con los ventiladores del radiador. El aire que fluye a través de los tubos del condensador de A/C enfría el refrigerante caliente (gaseoso) que absorbió el calor del interior del auto. Esto devuelve el refrigerante a un estado líquido donde volverá a entrar en el núcleo del evaporador y absorberá más calor del interior.

También puede presentar fugas o partículas contaminantes que provoquen una refrigeración deficiente.

  1. Núcleo del evaporador

El evaporador actúa como un cubo de hielo gigante con agujeros y permite que el aire caliente de la cabina fluya a través del núcleo, se enfríe rápidamente y vuelva a soplar hacia la cabina.

La causa principal de falla es una fuga debido al envejecimiento y el desgaste. Un detector de fugas electrónico es la mejor manera de comprobar si hay fugas.

Ahora que sabes cómo identificar las causas por las que el aire acondicionado de tu auto no funciona como debería, te invitamos a visitar autozone.com.mx o nuestras tiendas AutoZone para encontrar productos que te ayudarán a cuidar tu aire acondicionado. Si tienes alguna duda respecto al cuidado de tu auto, no dudes en acudir con cualquier de nuestros AutoZoners, estamos para servirte.

Con AutoZone, Vas a la Segura.

Estos productos te pueden interesar

Los consejos, guías paso a paso, videos y la información referente al cuidado del automóvil publicada en autozone.com.mx/expertips se presentan como recursos útiles para el mantenimiento general y reparaciones automotrices desde una perspectiva general y debe seguirse bajo su propio riesgo. La información que compartimos es precisa y verdadera según el mejor conocimiento de AutoZone; sin embargo, puede haber omisiones u errores. Asegúrese de consultar el manual de propietario o la guía de reparación de su vehículo, solicitar más información en una tienda AutoZone cercana o a un mecánico profesional para una reparación específica en el vehículo. Consulte el manual de servicio para obtener información específica de diagnóstico, reparación y herramientas para su vehículo. Al realizar un trabajo, siempre calce las ruedas antes de levantar el auto. Siempre desconecte el cable negativo de la batería antes de dar servicio a una aplicación eléctrica para proteger sus circuitos eléctricos en caso de que un cable sea perforado o puesto a tierra accidentalmente. Tenga cuidado al manipular baterías de automóviles. Bajo condiciones normales de uso de la batería, los componentes internos no presentan riesgos a la salud, en caso de rotura de esta o como prevención recuerda que los componentes internos son ácido sulfúrico y plomo. El ácido sulfúrico puede causar quemaduras en la piel y lesiones oculares, es nocivo en caso de ingestión en contacto con piel o si se inhala, no comer, beber o fumar cuando se esté en contacto con el producto. Utilice siempre el equipo de protección personal para la cara y ojos, guantes, ropa protectora y trabaje en un área bien ventilada. Si tiene contacto con la piel enjuague con grandes cantidades de agua durante al menos 15 minutos. Quítese completamente la ropa contaminada incluyendo los zapatos. Si los síntomas persisten, busque atención médica. Si tiene contacto con los ojos, enjuague inmediatamente con grandes cantidades de agua por al menos 15 minutos mientras levanta los párpados. Busque inmediatamente atención médica. No use ropa suelta o accesorios que cuelguen al trabajar en su vehículo.

Hide