Menú

Mantenimiento antes de salir de vacaciones.

Al fin llegaron nuestras merecidas vacaciones, un momento para descansar, pasar tiempo con la familia y recargar energía. Y aunque podamos vernos muy emocionados por salir pronto a la carretera, es muy importante revisar que nuestro auto se encuentre en las condiciones de hacer un viaje largo y cuente con la correcta protección.

Si es tu primera vez manejando en carretera o si no estás seguro sobre cuáles componentes debes revisar en tu auto al hacerle un mantenimiento, te invitamos a considerar los siguientes consejos.

Aceite

Revisar los niveles de aceite es uno de los ​puntos ​más importantes, principalmente por el funcionamiento que tiene en tu auto.  

El aceite nos ayuda a alargar la vida útil de nuestro auto de distintas maneras:  

  • Reduce la fricción de las partes del motor y evita su desgaste.   
  • Cumple un papel refrigerante y de enfriamiento, evitando las altas temperaturas por la fricción.  
  • El aceite lubrica el espacio entre cada pistón y las paredes de los cilindros.  
  • Previene la corrosión de los metales del motor.  

El intervalo de cambio de aceite para los motores puede oscilar entre 5,000 a 15,000 km, dependiendo de las condiciones de uso. Sin embargo, incluso en el caso de un bajo kilometraje anual, se recomienda cambiar el aceite al menos una vez al año. 
 
Para realizar un cambio de aceite, hay que considerar las especificaciones que vienen en el manual de propietario, tomando en cuenta los siguientes factores:  

  • Tipo de aceite: Hay tres tipos de aceite para motor: convencional, mezcla sintética y 100% sintético.  
  • Viscosidad: Mide la facilidad con la que el aceite lubrica los componentes del motor.  
  • API: Define la calidad del aceite e indica si es un aceite para autos de gasolina o diésel.  

​​​​​ ​​​Conoce cómo hacer un cambio de aceite aquí.​​ 

Cuidando estos factores en la revisión del aceite, ​también ​se deben verificar ​los filtros de tu auto.  

Filtros

Los filtros detienen todo tipo de impurezas que llegan al motor de tu auto, siendo un factor determinante en su rendimiento. Existen cuatro tipos de filtros​: ​​     ​ 

  1. Filtro de aceite: Se encarga de atrapar residuos dañinos para tu motor. Estos residuos como polvo o trozos metálicos se encuentran en el aceite, debido a los roces naturales que tienen los engranes de tu motor.  
  1. Filtro de aire: Este filtro detiene contaminantes dañinos del aire, como polvo y suciedad, fuera del motor para que funcione correctamente.  
  1. Filtro de combustible o gasolina: Su función es contener las impurezas de la gasolina e interviene entre el depósito de combustible y las rampas de inyección del motor.  
  1. Filtro de cabina: Está diseñado para filtrar el aire y reducir los malos olores que entran al interior del auto.  
  1. Filtro de transmisión. Se reemplaza al hacer el cambio del aceite de transmisión. 

Si tu auto tiene un alto consumo de combustible, no arranca ni acelera correctamente o notas que pierde potencia mientras manejas, hay que reemplazar los filtros de tu auto en la revisión que se haga antes de salir de viaje.  

Bujías

Otro componente del cual debes estar muy atento cuando le hagan una revisión a tu auto son las bujías.  

Las bujías están ubicadas en unos orificios de la ​​cabeza de motor. Cuando un motor de combustión se enciende, las bujías crean una chispa para encender la mezcla de aire-combustible del motor. Esta chispa se genera con una descarga eléctrica que se produce entre dos electrodos.  

Las bujías modernas​ cuentan con ​​3 partes principales​ componentes​:  

  1. Aislante: Se encarga de contener la alta presión de energía generada en los electrodos.  
  1. Cuerpo: Compuesto por una carcasa y rosca que protegen la bujía.  
  1. Electrodos: El electrodo central y el electrodo lateral donde se genera la chispa que enciende el motor.  

​​​Al usar un alto voltaje liberando alrededor 20,000 y 50,000 voltios de electricidad, esta pieza debe revisarse con extrema precisión para asegurarse que vaya a funcionar correctamente en nuestras vacaciones y que no tengamos problemas al arrancar nuestro auto. 

Así como lo pudiste ver, los componentes del interior de tu auto son muy importantes y hay que prestarles especial atención al momento de hacer un​a revisión general, sin embargo, no debes olvidar ​verificar ​también su exterior en partes como:  

  • Llantas
  • Espejos
  • Limpiaparabrisas

ESTO TE PUEDE INTERESAR

Ahora que conoces el mantenimiento que debes darle a tu auto antes de salir de vacaciones, te invitamos a tener un viaje seguro acercándote con uno de nuestros AutoZoners, ya sea si tienes una duda respecto a cualquier​a​ de nuestros productos o buscas asesoramiento respecto a herramientas que te ayudarán en tu camino.   

​​Con AutoZone, Vas a la Segura​ 

Los consejos, guías paso a paso, videos y la información referente al cuidado del automóvil publicada en autozone.com.mx/expertips se presentan como recursos útiles para el mantenimiento general y reparaciones automotrices desde una perspectiva general y debe seguirse bajo su propio riesgo. La información que compartimos es precisa y verdadera según el mejor conocimiento de AutoZone; sin embargo, puede haber omisiones u errores. Asegúrese de consultar el manual de propietario o la guía de reparación de su vehículo, solicitar más información en una tienda AutoZone cercana o a un mecánico profesional para una reparación específica en el vehículo. Consulte el manual de servicio para obtener información específica de diagnóstico, reparación y herramientas para su vehículo. Al realizar un trabajo, siempre calce las ruedas antes de levantar el auto. Siempre desconecte el cable negativo de la batería antes de dar servicio a una aplicación eléctrica para proteger sus circuitos eléctricos en caso de que un cable sea perforado o puesto a tierra accidentalmente. Tenga cuidado al manipular baterías de automóviles. Bajo condiciones normales de uso de la batería, los componentes internos no presentan riesgos a la salud, en caso de rotura de esta o como prevención recuerda que los componentes internos son ácido sulfúrico y plomo. El ácido sulfúrico puede causar quemaduras en la piel y lesiones oculares, es nocivo en caso de ingestión en contacto con piel o si se inhala, no comer, beber o fumar cuando se esté en contacto con el producto. Utilice siempre el equipo de protección personal para la cara y ojos, guantes, ropa protectora y trabaje en un área bien ventilada. Si tiene contacto con la piel enjuague con grandes cantidades de agua durante al menos 15 minutos. Quítese completamente la ropa contaminada incluyendo los zapatos. Si los síntomas persisten, busque atención médica. Si tiene contacto con los ojos, enjuague inmediatamente con grandes cantidades de agua por al menos 15 minutos mientras levanta los párpados. Busque inmediatamente atención médica. No use ropa suelta o accesorios que cuelguen al trabajar en su vehículo.

Artículos Relacionados