Menú

Líquido anticongelante / refrigerante de auto, todo lo que necesitas saber

¿Alguna vez te has preguntado cómo funciona el líquido anticongelante / refrigerante en tu auto? El líquido anticongelante / refrigerante mantiene en correcto estado el sistema de refrigeración de tu auto, regulando la temperatura del motor ya que, en comparación al agua, su punto de ebullición es superior, ayudando a tener una mejor resistencia al calor, mientras que otra de sus propiedades es que tiene un punto de fusión inferior al del agua haciéndolo resistente a las bajas temperaturas.  

  

Por eso juega un rol tan importante a la hora de realizar el mantenimiento del auto. Ahora revisemos cuándo se debe hacer un cambio de anticongelante y la manera correcta de hacerlo.   

¿Cuándo cambiar el líquido anticongelante / refrigerante de mi auto? 

Lo primero que te recomendamos es consultar el manual de propietario de tu auto. Sin embargo, se aconseja el cambio de anticongelante / refrigerante cada 30,000 kilómetros o cuando el manual de tu auto lo indique.   

  

Al ser un líquido esencial en el mantenimiento de tu auto, también debes estar atento a las siguientes señales para cambiarlo:   

  • Sobrecalentamiento del motor   
  • Fallas en el sistema de enfriamiento   
  • Fugas de líquido anticongelante / refrigerante  

¿Cómo cambiar el líquido anticongelante / refrigerante de tu auto?  

Cuando este líquido se degrada es momento de cambiarlo, aprende a reemplazarlo tú mismo:   

  Antes de comenzar, te recomendamos conseguir aquí los siguientes productos:  

1. Prepara tu área de trabajo.   

Asegúrate de tener una superficie limpia y que el motor de tu auto esté apagado y frío para evitar quemarte; esto lo puedes verificar con el indicador de temperatura de tu auto.   
  
Con un trapo, afloja y quita cuidadosamente el tapón de tu radiador y/o depósito de anticongelante / refrigerante, para dejar salir la presión o vapores del sistema de refrigeración.   
  

2. Vacía el anticongelante.   

Debajo de tu auto debes retirar la tolva con ayuda de un destornillador o llave según sea el caso. Ubica la toma del drenaje de tu radiador y con un trapo afloja el tapón para retirarlo, en ocasiones, este suele ser un tornillo, en este caso, utiliza un destornillador o llave.  

 Drena todo el líquido que tenía el depósito y deja que fluya sobre bandeja para drenaje.  

3. Limpia el sistema de refrigeración.   

Inserta agua en el radiador para que fluya dentro del sistema de refrigeración y salga por la tapa del drenado que retiraste anteriormente, esto ayudará a que se limpie de la oxidación que pueda tener el sistema.  

Ahora vuelve a colocar el tapón o tornillo de drenaje del radiador.  

  4. Agrega el anticongelante / refrigerante nuevo.   

Rellena el radiador con la cantidad y tipo de anticongelante recomendado en el manual de tu auto y verifica que no existan fugas, no olvides revisar la relación de refrigerante / anticongelante y agua, esto lo puedes verificar en las especificaciones de la botella.   

 Rellena también el depósito de anticongelante / refrigerante dejándolo en su punto máximo, ya que funciona como un depósito de recuperación en los momentos en que le llegue a faltar líquido al radiador.  

  Al final, asegúrate de cerrar bien el radiador y el depósito de anticongelante / refrigerante. 

5. Verifica el nivel de anticongelante / refrigerante.   

Enciende tu auto por unos minutos, verifica que no se sobrecaliente y después procede a revisar el nivel del líquido en el depósito de anticongelante / refrigerante.   

  En caso de que ya no esté en su punto máximo, espera a que tu auto enfríe y de nuevo con ayuda de un trapo, quita el tapón cuidadosamente y rellena de nuevo a su punto máximo. La alta absorción del líquido es normal al entrar al sistema de refrigeración de tu auto.   

Ahora ya conoces la importancia de cambiar el líquido anticongelante / refrigerante de tu auto, incluso cuándo y cómo hacerlo. Recuerda que puedes encontrar aquí en AutoZone el ideal para tu auto agregando los datos de tu vehículo.  

  
Te invitamos a acercarte con cualquiera de nuestros AutoZoners si tienes alguna duda o deseas información respecto a alguno de nuestros productos.   

   

Con AutoZone Vas a la Segura.   

Los consejos, guías paso a paso, videos y la información referente al cuidado del automóvil publicada en autozone.com.mx/expertips se presentan como recursos útiles para el mantenimiento general y reparaciones automotrices desde una perspectiva general y debe seguirse bajo su propio riesgo. La información que compartimos es precisa y verdadera según el mejor conocimiento de AutoZone; sin embargo, puede haber omisiones u errores. Asegúrese de consultar el manual de propietario o la guía de reparación de su vehículo, solicitar más información en una tienda AutoZone cercana o a un mecánico profesional para una reparación específica en el vehículo. Consulte el manual de servicio para obtener información específica de diagnóstico, reparación y herramientas para su vehículo. Al realizar un trabajo, siempre calce las ruedas antes de levantar el auto. Siempre desconecte el cable negativo de la batería antes de dar servicio a una aplicación eléctrica para proteger sus circuitos eléctricos en caso de que un cable sea perforado o puesto a tierra accidentalmente. Tenga cuidado al manipular baterías de automóviles. Bajo condiciones normales de uso de la batería, los componentes internos no presentan riesgos a la salud, en caso de rotura de esta o como prevención recuerda que los componentes internos son ácido sulfúrico y plomo. El ácido sulfúrico puede causar quemaduras en la piel y lesiones oculares, es nocivo en caso de ingestión en contacto con piel o si se inhala, no comer, beber o fumar cuando se esté en contacto con el producto. Utilice siempre el equipo de protección personal para la cara y ojos, guantes, ropa protectora y trabaje en un área bien ventilada. Si tiene contacto con la piel enjuague con grandes cantidades de agua durante al menos 15 minutos. Quítese completamente la ropa contaminada incluyendo los zapatos. Si los síntomas persisten, busque atención médica. Si tiene contacto con los ojos, enjuague inmediatamente con grandes cantidades de agua por al menos 15 minutos mientras levanta los párpados. Busque inmediatamente atención médica. No use ropa suelta o accesorios que cuelguen al trabajar en su vehículo.

Artículos Relacionados