Menu

¿Sabes cómo recargar el Gas Refrigerante de tu auto?

Las temperaturas son más altas durante el verano, por lo que es esencial revisar el gas refrigerante de tu auto.  
 
Es importante revisarlo ya que se utiliza para servir de medio transmisor en nuestro aire acondicionado. Por esto, si piensas salir de viaje será tu mejor aliado para soportar el calor del verano.   

Te damos unos consejos antes de empezar a rellenar el gas refrigerante: 

1

Colócate gafas y guantes de protección para mayor seguridad.

2

Asegúrate de revisar cuanto y qué tipo de gas refrigerante y necesita tu auto. Para esto, encontrarás dentro del motor una calcomanía del fabricante en donde indica la cantidad correspondiente para tu auto.

3

Revisa el sistema de aire acondicionado:

1. Arranca el motor y enciende el aire acondicionado a la velocidad más alta.

2. Si la manguera de recarga de tu gas refrigerante adquirido está equipada con un manómetro de presión, úsala para comprobar si el sistema necesita refrigerante:

Si vemos que la presión se mantiene constante en el rango recomendado, indica que el sistema está lleno y no debería recargarse.

Si la presión está por debajo del rango recomendado, debe realizarse la recarga.

En cambio, si está totalmente descargado, podría encontrarse contaminado y húmedo, por lo que no tendrá efecto la recarga hasta que encuentres la fuga y la repares.

Una vez revisados estos puntos, podemos comenzar:

1

Mantén el auto y el aire acondicionado encendido.

2

Coloca la manguera de tu gas refrigerante en el puerto de baja presión.

3

Abre la válvula de tu lata de gas hasta que escuches que el refrigerante pasa a través de la manguera. Permite a lata liberar su contenido, esto toma por lo menos de dos a cinco minutos.

Cuanto más caliente esté la temperatura en el exterior, más rapidamente se descargará el contenido.

Mantén la lata con el grifo arriba en todo momento para permitir que el refrigerante pase al lado de aspiración del sistema y así prevenir daños al compresor. Sólo ten cuidado de no sobre cargar.

4

Al llenarse el depósito del gas, deberás cerrar la válvula o desconectar la manguera.

5

Ahora revisemos la temperatura del aire acondicionado, para hacerlo coloca un termómetro de lápiz en una rejilla de ventilación del auto, después de un minuto, revisa que la aguja marque entre once y diecisiete grados centígrados.
Si llega a marcar menos de esos grados, no te preocupes, eso también es correcto.

 ¡Listo! Ahora tu auto estará perfecto para el verano.

Productos que podrían interesarte

Utiliza estos pasos para el cambio correcto de Gas Refrigerante de tu auto y así mantener tu sistema de enfriamiento con el máximo rendimiento. 
En AutoZone encontrarás los mejores productos, además un AutoZoner puede guiarte a elegir el gas refrigerante adecuado para tu auto. 

Los consejos, guías paso a paso, videos y la información referente al cuidado del automóvil publicada en autozone.com.mx/expertips se presentan como recursos útiles para el mantenimiento general y reparaciones automotrices desde una perspectiva general y debe seguirse bajo su propio riesgo. La información que compartimos es precisa y verdadera según el mejor conocimiento de AutoZone; sin embargo, puede haber omisiones u errores. Asegúrese de consultar el manual de propietario o la guía de reparación de su vehículo, solicitar más información en una tienda AutoZone cercana o a un mecánico profesional para una reparación específica en el vehículo. Consulte el manual de servicio para obtener información específica de diagnóstico, reparación y herramientas para su vehículo. Al realizar un trabajo, siempre calce las ruedas antes de levantar el auto. Siempre desconecte el cable negativo de la batería antes de dar servicio a una aplicación eléctrica para proteger sus circuitos eléctricos en caso de que un cable sea perforado o puesto a tierra accidentalmente. Tenga cuidado al manipular baterías de automóviles. Bajo condiciones normales de uso de la batería, los componentes internos no presentan riesgos a la salud, en caso de rotura de esta o como prevención recuerda que los componentes internos son ácido sulfúrico y plomo. El ácido sulfúrico puede causar quemaduras en la piel y lesiones oculares, es nocivo en caso de ingestión en contacto con piel o si se inhala, no comer, beber o fumar cuando se esté en contacto con el producto. Utilice siempre el equipo de protección personal para la cara y ojos, guantes, ropa protectora y trabaje en un área bien ventilada. Si tiene contacto con la piel enjuague con grandes cantidades de agua durante al menos 15 minutos. Quítese completamente la ropa contaminada incluyendo los zapatos. Si los síntomas persisten, busque atención médica. Si tiene contacto con los ojos, enjuague inmediatamente con grandes cantidades de agua por al menos 15 minutos mientras levanta los párpados. Busque inmediatamente atención médica. No use ropa suelta o accesorios que cuelguen al trabajar en su vehículo.

Artículos Relacionados