Menu

Cuida tu auto durante el calor con este ExperTip

Cuando llega el verano, la sensación de calor aumenta y por esto debemos poner atención al cuidado de nuestro automóvil, en especial, si queremos salir de viaje en él.

Una parte importante a revisar es el Sistema de Enfriamiento, ya que sera nuestro gran aliado para luchar contra las fuertes temperaturas.

Aquí te damos 5 tips que debes tener en mente para proteger el funcionamiento de tu auto durante el calor.

1

Revisa el Radiador y el líquido refrigerante/anticongelante

El radiador forma parte del sistema de refrigeración y se encarga de evitar los sobrecalentamientos en el motor, esto lo hace a través de sus tubos conectados al depósito de líquido refrigerante/anticongelante. Este líquido evita que se congele el agua del circuito de refrigeración

Podemos ubicar el depósito del líquido refrigerante/anticongelante, abriendo el cofre de nuestro auto. Este depósito suele ser de material de plástico transparente y podemos identificarlo por sus tapones que son negros o azules.

Para mantener este líquido a un buen nivel, el contenido deberá situarse entre las marcas “mínimo” y “máximo” indicadas en el depósito del refrigerante.

Si se encuentra por debajo del mínimo es hora de añadir refrigerante, cuidando no rebasar el máximo.

2

Comprobemos el estado del termostato

Esta pieza regula la temperatura del motor dejando pasar refrigerante al radiador y al motor cuando estos suben su temperatura.

La manera de comprobar su buen funcionamiento es igualmente a través del nivel del líquido refrigerante, ya que podemos detectar un daño si es excesivamente caliente o está muy por debajo de lo normal al arrancar.

3

Buen mantenimiento de aceite en el motor

El aceite va perdiendo propiedades y se va contaminando por el uso, es por ello que cada ciertos kilómetros debes cambiarlo por completo.

Vamos a revisar el nivel de aceite de la siguiente manera:

– Abriremos el cofre y localizaremos la varilla para medirlo. Normalmente está marcada con una pestaña amarilla o roja y está cerca del tapón de llenado.

– Introduciremos la varilla en el depósito del aceite y posteriormente la sacaremos para ver el estado del aceite.

Si el aceite en la varilla es de color ámbar claro y se adhiere a la varilla, quiere decir que está en buenas condiciones.

En cambio, si el aceite es opaco, negro o arenoso, es hora de cambiar el aceite.

Para asegurarnos de tener el nivel adecuado de aceite, la varilla cuenta con indicadores marcados con una línea arriba, simulando el máximo que debe tener y con otra línea abajo, la cual índica el mínimo. Lo recomendable es que el aceite esté siempre a mitad de esos rangos o preferiblemente en la línea máxima.

4

Manguera en óptimas condiciones.

Para el suministro del líquido refrigerante/anticongelante, la manguera es un elemento importante ya que por medio de ella circula el líquido a los diferentes elementos del sistema y al motor.

El daño más frecuente en este elemento es la fuga y esto lleva a una falta de refrigerante/anticongelante. Podemos prevenir esto observándolas cuidando que no tengan grietas que puedan provocar el quiebre de las mismas.

5

Otra gran aliada: Bomba de agua.

Aquí hablamos de una bomba hidráulica, ya que se encarga de hacer circular el líquido refrigerante a través de un bombeo en los conductos habilitados para el sistema de refrigeración. Al encender el motor y poner el auto a andar, la combustión que se genera dentro del motor, somete a las piezas a temperaturas muy elevadas que pueden acelerar su desgaste. Si la bomba de agua deja de funcionar, esas temperaturas internas elevadas podrían provocar con facilidad alguna avería.

Podemos detectar que nuestra bomba de agua está fallando cuando:

– Existe fuga de líquido refrigerante/anticongelante.

– Se sobrecalienta el motor, esto lo podemos saber en el indicador del
tablero.

– Sale vapor debajo del cofre.

Indicador de calentamiento en motor.

Una revisión general de estos componentes que forman parte del sistema de refrigeración deberá
decirte si todo se encuentra en correcto funcionamiento. Ten en cuenta que por tu seguridad estas
revisiones debes realizarlas con el motor de tu coche apagado y trio.


En AutoZone encontrarás estas refacciones y aditivos necesarios para tu auto, recuerda que también
un AutoZoner puede ayudarte si tienes alguna duda o buscas algún producto para el cuidado de tu
coche.

Con AutoZone Vas a la Segura.

Estos productos pueden interesarte

Los consejos, guías paso a paso, videos y la información referente al cuidado del automóvil publicada en autozone.com.mx/expertips se presentan como recursos útiles para el mantenimiento general y reparaciones automotrices desde una perspectiva general y debe seguirse bajo su propio riesgo. La información que compartimos es precisa y verdadera según el mejor conocimiento de AutoZone; sin embargo, puede haber omisiones u errores. Asegúrese de consultar el manual de propietario o la guía de reparación de su vehículo, solicitar más información en una tienda AutoZone cercana o a un mecánico profesional para una reparación específica en el vehículo. Consulte el manual de servicio para obtener información específica de diagnóstico, reparación y herramientas para su vehículo. Al realizar un trabajo, siempre calce las ruedas antes de levantar el auto. Siempre desconecte el cable negativo de la batería antes de dar servicio a una aplicación eléctrica para proteger sus circuitos eléctricos en caso de que un cable sea perforado o puesto a tierra accidentalmente. Tenga cuidado al manipular baterías de automóviles. Bajo condiciones normales de uso de la batería, los componentes internos no presentan riesgos a la salud, en caso de rotura de esta o como prevención recuerda que los componentes internos son ácido sulfúrico y plomo. El ácido sulfúrico puede causar quemaduras en la piel y lesiones oculares, es nocivo en caso de ingestión en contacto con piel o si se inhala, no comer, beber o fumar cuando se esté en contacto con el producto. Utilice siempre el equipo de protección personal para la cara y ojos, guantes, ropa protectora y trabaje en un área bien ventilada. Si tiene contacto con la piel enjuague con grandes cantidades de agua durante al menos 15 minutos. Quítese completamente la ropa contaminada incluyendo los zapatos. Si los síntomas persisten, busque atención médica. Si tiene contacto con los ojos, enjuague inmediatamente con grandes cantidades de agua por al menos 15 minutos mientras levanta los párpados. Busque inmediatamente atención médica. No use ropa suelta o accesorios que cuelguen al trabajar en su vehículo.

Artículos Relacionados